a ti Dios por no dejarme.

Querido Dios, te pido que alivies el sufrimiento de mi madre y traigas sanación a nuestra familia.

Ilumíname hoy sobre las acciones que puedo tomar para estar en sintonía con tu voluntad y las personas que necesitan mi ayuda ahora y en el futuro.

Guíanos para encontrar a quien verdaderamente necesita nuestro hogar, para que encuentre en él amor y estabilidad.

Y Dios, te pido que me enseñes a vivir en el presente y a evitar la autocompasión, para que pueda cumplir con mi verdadero propósito.

Gracias, Dios, por estar siempre a mi lado.

En la oscuridad y soledad

En la oscuridad y soledadTe busqué pero no había verdadHasta que encontré tu amorQue llenó mi corazón con fervor Comprendiendo a Dios, tu perdón fluyeComo